Quienes somos

Somos una Pyme familiar.

Nuestro orgullo es que los argentinos nos sigan eligiendo desde hace 50 años

Somos una empresa familiar con más de 50 años de experiencia en el rubro alimenticio,
que busca en forma constante garantizar la excelencia de sus productos y le ofrece a casi todo el país sus ricas,
económicas y saludables pastas frescas, tapas para empanadas y pascualinas.


Historia


La historia de Orali, es la historia de una PYME familiar que nació, creció y se consolidó gracias al esfuerzo y la dedicación de su fundador, Don Julio González.
En el año 1967, con más sueños que recursos, Don Julio comenzó a distribuir prepizzas que él mismo envasaba en su Chevrolet 38 negro.
Al tiempo alquiló una panadería y se fue concentrando en la elaboración de tapas para empanada, y estableció en el barrio una fábrica artesanal. De a poco se comenzaron a incorporar las tapas para pascualina, y las pastas frescas, siempre con la constante ambición de satisfacer a sus clientes.
Hoy su hijo Julio y sus sobrinos José y Gustavo, quienes aprendieron el oficio jugando en la fábrica desde que eran chicos, junto a su equipo de trabajo lograron cumplir los sueños de Don González.
Orali, con mucho esfuerzo pasó de ser una fábrica artesanal que cortaba los discos a mano, a ser una empresa premiada internacionalmente por la calidad de sus productos, valorados y reconocidos por millones de consumidores.

Misión

Contribuir en la buena alimentación de las miles de familias que nos eligen día a día en todo el país, ofreciéndoles en nuestros productos la mejor calidad para que puedan disfrutar cada una de sus comidas a la hora de sentarse a la mesa.
Como empresa familiar queremos transmitir el valor de nuestra experiencia en el rubro alimenticio, la cual se refleja en el sólido equilibrio de la relación precio – calidad, y el valor de la solidaridad y acciones de Responsabilidad Social, que hacen que los argentinos nos sigan eligiendo.

Nuestros valores

Esfuerzo, humildad, innovación, y responsabilidad social

Orali es una gran familia, y por eso nos sentimos fuertemente identificados con las familias argentinas que confían en nuestros productos día tras día.
Nuestro compromiso con los clientes, el personal, los proveedores y la comunidad se refleja en la constante mejora de los procesos de producción, el control de las materias primas utilizadas, la adaptación de la estructura edilicia, la capacitación de nuestro personal y el cuidado del medio ambiente.